En Nueva Acrópolis de Zaragoza nos acercamos a la filosofía neoplatónica de la mano de uno de sus máximos representantes, Plotino. Conoció a su maestro, Amonio Saccas en un puerto donde trabajaba de estibador y desde entonces sus enseñanzas le conmovieron de tal manera que dedicó su vida a la enseñanza filosófica.

Más tarde fundó en Roma su escuela de filosofía con la intención de recopilar corrientes de pensamiento de oriente y occidente. Aportó a la filosofía platónica la mística fundamentada en la contemplación y la unión con Dios.

 

Interesante charla que dejó traslucir claves importantes acerca de nuestro origen y como trabajar progresivamente para vivir conforme a lo Bello, lo Justo y lo Verdadero.

Deja una Respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR