Gandhi: filosofía, lucha y dignidad

Desde Nueva Acrópolis Zaragoza hemos querido conmemorar el 150 aniversario del nacimiento de Gandhi. Nace en la India del Imperio Británico en una época de desigualdades sociales, miseria y esclavitud hacia las clases sociales más desfavorecidas. Esta situación de fondo le llevó a afirmar “si no tuviera sentido del humor ya me habría suicidado”.

Educado en una familia de clase media y de fuertes convicciones religiosas entra en contacto con enseñanzas como el Dharma, Karma y reencarnación, recibe influencia de corrientes espirituales como el hinduismo, jainismo, budismo, islamismo y cristianismo. Se marcha a estudiar derecho a Londres y allí entra en contacto con la Teosofía y con grandes escritores como Tolstoi y Thoreau.

Al terminar sus estudios es contratado por un despacho de abogados en Sudáfrica y viajando en un tren de aquel país es tirado al andén de una estación por viajar en primera clase y no querer renunciar a su asiento a pesar de su color de piel oscuro. Tras varias horas tendido en suelo, algo se remueve en su interior y comienza su lucha en favor de la justicia.

A partir de ese momento decisivo, comienza a organizar acciones con la comunidad negra en Sudáfrica y posteriormente en la India encaminadas a la desobediencia civil no violenta. Lucha contra la esclavitud de las mujeres y la corrupción de las castas.

Comienza a transitar el sendero hacia la Verdad que él llama “Satyagraha”. En él defiende la educación, compromiso, disciplina, valor y sacrificio.

Fue el gran impulsor de la independencia de la India y su legado sigue presente en aquel país e inspira a muchos seres humanos por su inquebrantable fuerza de voluntad y su compromiso con la VERDAD.

Albert Einstein se refirió a Gandhi diciendo que las generaciones venideras no creerían que un ser humano de esta valía y determinación existió alguna vez sobre la faz de la tierra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *