Hércules, el héroe de las 12 pruebas. Supera las pruebas de tu vida

En Nueva Acrópolis Zaragoza nos acercamos a uno de los mitos más célebres de la civilización griega: “Las 12 pruebas de Hércules”.

Los mitos son historias alegóricas y simbólicas que tratan de llegar a espacios de conciencia más allá de la especulación racional. Existen diversos niveles de interpretación y su objeto sería aportar claves válidas para la comprensión de las leyes naturales y en definitiva de la vida.

En la antigua Grecia existía la figura del “aedos”, contadores de historias de héroes y épicas que recorrían los pueblos de la Hélade transmitiendo todo un legado cultural y de costumbres a todos los griegos, al tiempo que fomentaban la cohesión de todos sus territorios.

En Grecia, un héroe era considerado como un semidios, un hombre que se ha vencido a sí mismo a través de la virtud y está a mitad de camino entre los hombres y los Dioses.

Este era el caso de Hércules, uno de sus héroes más insignes. Dice la tradición que fundó los juegos Olímpicos, aunque es más conocido por superar las siguientes 12 pruebas:

  • 1. Matar al León de Nemea y despojarle de su piel.
  • 2. Matar a a Hidra de Lerna.
  • 3. Capturar a la Cierva de Cerinea.
  • 4. Capturar al Jabalí de Erimanto.
  • 5. Limpiar los establos de Augías en un sólo día.
  • 6. Matar a los Pájaros del Estínfalo.
  • 7. Capturar al Toro de Creta.
  • 8. Robar las Yeguas de Diomedes.
  • 9. Robar el cinturón de Hipólita.
  • 10. Robar el ganado de Gerión.
  • 11. Capturar a Cerbero y sacarlo de los infiernos.
  • 12. Coger las manzanas doradas del Jardín de las Hespérides

Para superar todas las pruebas, no sólo va a tener que emplear su gran fuerza física, sino que tendrá que poner a prueba su capacidades psicológicas y espirituales.

Al final de su viaje iniciático y con las tres manzanas de oro del Jardín de las Hespérides en su poder, símbolo de la conquista de la triada superior, se convierte en Dios, y Hera le abre las puertas del Olimpo. Hércules supera sus defectos humanos y conquista la inmortalidad consciente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *