Poesía en el patio del Palacio de Abrantes

Reunir en un mismo recital a Marcos Jiménez y Juan Peregrina fue una idea estupenda. Contemplar sus miradas comprometidas sin rasgos de indiferencia, sino con un compromiso ético y social, fue una constante en sus poemas. Les duele el mundo, la injusticia, pero también tienen unas miradas cálidas, cómplices con la belleza de la vida, y la Naturaleza, con esos hombres nobles que lloran, ríen y aman. Hay pureza en la palabra, y en el origen de la palabra de estos dos fantásticos poetas. Y la respiramos como aire limpio, flotando transparente en el maravilloso espacio del patio de Abrantes. Gracias Marcos y Juan por llenarnos de emoción y gracias al estupendo público con el que disfrutamos de una rica sangría y de un rato de encuentro, charlando, brindando por la poesía y la amistad. ¡Una noche genial!

julio 23rd, 2018 por

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies