Presentación de libro: “La memoria de las piedras”

Libro Juan Manuel de Faramiñan, Memoria Piedras, Acropolis AlmeriaPresentación de libro: “La memoria de las piedras”. Entrevista a su autor D. Juan Manuel de Faramiñán Gilbert. Abogado, profesor de Derecho Internacional Público y de la UE. Catedrático en la Universidad de Jaén, profesor emérito. Asesor en Derecho del mar, derechos humanos y Derecho del espacio ultraterrestre. Asesor para los gobiernos de Ucrania, Togo y España. Autor de numerosas obras, “La memoria de las piedras” es su primera novela.

Presentacion libro Juan Manuel de Faramiñan, La memoria de las Piedras, firmas, Acropolis AlmeriaUna sinopsis

Novela de aventuras, trata de responder a preguntas inconscientes del lector. Obliga a pensar. Escrito entre viaje y viaje, está lleno de detalles, como músicas, muebles, comidas, ropas, etc. Destacó porqué le resultan importantes algunos detalles como la ropa. La ropa cubre el cuerpo, que cubre el alma, que cubre el espíritu.

Las piedras tienen un poder enorme, energía y memoria. Y tras cada forma de energía hay un pensamiento. Si una piedra tiene una energía, tiene un pensamiento y tiene una memoria. ¿Falta un “lector” para leerlas?

La vida es un viaje

La vida es un viaje, una aventura, un “safari peligroso”, vivir hacia afuera y hacia adentro. Los aburridos no tienen vida interior. Los seres que arriesgan viven plenamente, tienen más vida interior. Parece un camino solitario, pero al llegar al fondo (interior) se llega a los demás. La dificultad es la clave de la felicidad. “Me divierte la vida, pero no me preocupa morir”. “La gente muere antes de morir”. “Se muere por miedo”. El tiempo es una ficción.

La novela recoge un paralelismo generacional: se cuentan a la vez las vivencias de tres generaciones. Es un momento difícil, pero interesante: Vamos a tratar de resolver los intríngulis de la vida. Cada capítulo viene recomendando una música. Los capítulos son cortos. El final de cada uno es para reflexionar.

La Filosofía

La Filosofía permite elevar la conciencia, encontrarse a sí mismo; es la vía del amor, del amor a la sabiduría. Trascender lo cotidiano, lo simple, para llegar a lo simplísimo, el espíritu (lo que es común en todos los seres humanos), frente a la “complejidad” de la materia.

El autor terminó hablando de la importancia de recuperar la memoria, del compromiso, del rito. Del ritmo de la vida. El rito favorece la relación con los demás. Porque el ritual es la forma de la profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *