Visita arqueológica a “Los Millares”

Con una antigüedad de casi 5.000 años, el yacimiento arqueológico de Los Millares es considerado como uno de los más importantes de la prehistoria neolítica europea. Más información en Centro C. Idealia.

Fue descubierto en 1891 por el ingeniero de minas Luis Siret, gran aficionado a las antigüedades. Es él quien observó extraños restos arqueológicos que afloraban por todas partes en las tierras de Andalucía Oriental. Fue quien realizó las primeras excavaciones y quien definió la provincia de Almería como “un inmenso museo prehistórico al aire libre”.

Visita arqueológica a Los Millares 1

 

 

 

 

 

 

La visita arqueológica a Los Millares comenzó en el Centro de Interpretación con una explicación sobre la maqueta que compone todo el recinto arqueológico. Más tarde continuó con la visualización de un video que recrea cómo pudo ser este enclave en el pasado.

La necrópolis

Después, los participantes caminaron por un sendero que conduce al yacimiento. En ambos lados del camino se podían apreciar los túmulos de las tumbas de la necrópolis aún sin excavar, también llamados “tholos”. Poco a poco se llega a la zona donde se encuentran los ya excavados y que dejan ver la estructura de su construcción. Muy cerca de la zona se puede admirar una inmensa necrópolis de más de cien tumbas.

Visita arqueológica a Los Millares 3

Sistema de murallas

Continuaron el recorrido hasta llegar a la primera muralla, considerada la más larga de la Europa del Cobre, pues tenía más de trescientos metros de longitud y seis de altura.

El poblado estaba muy bien protegido por sus cuatro líneas de murallas y también por la decena de fortines instalados en las colinas próximas que rodean la meseta en la que se asienta. Por la aridez del paisaje actual es difícil imaginar que antaño era un vergel de fresnos, sauces, pinos y álamos.

Visita arqueológica a Los Millares 2

En el interior del poblado pueden verse una acequia, restos de cabañas circulares, molinos de piedra, silos excavados en el suelo, una cisterna para almacenar agua. También contó con un taller de metalurgia para el cobre de gran interés.

Posteriormente encontramos la ciudadela, última zona en abandonarse y la primera en ser ocupada. Ésta tenía por su margen derecho la rambla de Huéchar y a la izquierda el río Andarax, que en aquellos tiempos era navegable.

Reflexiones

No es fácil imaginar aquella ciudad que en su día albergó a más de mil personas, pues en la actualidad solo queda el esqueleto. Iniciadora del arte de la metalurgia del cobre en el Mediterráneo occidental, su actividad comercial fue enorme. Por ejemplo, hay huevos de avestruz tallados con dibujos geométricos para los rituales funerarios que indican contactos con el norte de África.

Tumba Los Millares 4

Quedan muchas preguntas por contestar sobre el significado que tenían para ellos sus ídolos de marfil, o las incisiones de carácter simbólico de las cerámicas. Podríamos preguntarnos también de dónde extrajeron el conocimiento del arte de la metalurgia y muchas más cuestiones que sólo la investigación y la búsqueda sincera pueden responder. Esta visita arqueológica a Los Millares va por ese camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.