Micro-charlas sobre “La dignidad” y “La humildad”

El profesor Miguel Ángel A. señaló respecto a la dignidad, la importancia del tema en un mundo en crisis como el actual, ya que es una de las facetas más importantes del ser humano. La dignidad no tiene que ver con nada externo al ser humano, sino mas bien con su parte interna, y aunque todos los seres humanos tienen una dignidad intrínseca, o básica, desde que nacen, y por la que merecen respeto, se puede no obstante, afianzar o desarrollar en base al esfuerzo. Se citó el discurso sobre la dignidad del hombre del filósofo renacentista Giovanni Pico della Mirandola, y también se recogieron pensamientos de Confucio y Kant. Se habló de la importancia de la mente como herramienta fundamental, y de la relación de la dignidad con otras virtudes, como son la justicia o la honestidad.

.

La profesora Patricia Cochón explicó en torno a la humildad, que la filosofía siempre ha proclamado el “Conócete a ti mismo” y sorprendentemente, la humildad es un valor muy importante para lograrlo.

Si se busca en el diccionario esta palabra, se encuentra que en una de sus definiciones dice: “Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.” Esta es la definición que menos se aplica a sí mismo el ser humano, aunque es la más importante de todas, y es justamente la que más puede aportar humanamente hablando.

La virtud es una conquista o una cúspide que se logra a través de un trabajo consciente. Los opuestos, el defecto y el exceso, son fruto de una inercia, de un dejarse llevar por los deseos e intereses de la personalidad. La humildad no puede estar en ninguno de esos extremos porque…¿se puede ser humilde y a la vez odiar o ser posesivo? ¿se puede ser humilde y ser cobarde o temerario?

Como dice la profesora: “La humildad nos da la justa medida y para lograr esa justa medida tenemos que conocernos, o sea, tenemos que conocer qué tenemos y qué nos falta, cuales son nuestros defectos y nuestros excesos.  Así con la humildad, que es una virtud que nos permite ver con claridad cuales son nuestras limitaciones y debilidades, podremos obrar acorde a este conocimiento corrigiéndonos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *