Lavapalabras: Dignidad, sensibilidad, identidad

Lavapalabras: Dignidad, sensibilidad, identidad, sexta actividad del Ciclo provincial Lavapalabras en la Escuela de filosofía a la manera clásica Nueva Acrópolis en su sede en Almería. Estuvo a cargo de Isabel Alzina, Daniel Iglesias y Ana Gálvez.

Lavapalabras. Dignidad, Sensibilidad, Identidad

Dignidad

Es el impulsor de las revoluciones. Del latín dignitas: excelencia, nobleza, valor. De la raíz deg-, aceptación, aceptar la condición humana. Varios significados:

  1. Autonomía para diseñar el plan de vida.
  2. Posesión de ciertos elementos materiales.
  3. Valor moral. Es una actitud (Roma).

Cicerón dice que el concepto pertenece a todo hombre o mujer. Para Pico della Mirandola (La dignidad del hombre), está en relación con la libertad. Para Kant (Fundamentación metafísica de las costumbres) está en relación con el sujeto moral autónomo, responsable y auto legislador.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos se expresa que todos los seres humanos nacen iguales en derechos y dignidad. Se defienden los derechos de las mujeres. El mundo ha evolucionado mucho en consecuencia. Dignidad equivale a libertad interior, decoro, integridad. Por tanto, no se compra, es un medio. Es pues, un principio transformador del mundo.

Lavapalabras. Dignidad, Sensibilidad, Identidad

Sensibilidad

No equivale a debilidad o inseguridad. No es una exageración. La RAE dice que eso es sensiblería o sentimentalismo. Sensibilidad viene de sentir, del indoeuropeo sent, ir hacia adelante o tomar una dirección. Equivale por ello a conocer el camino y escoger. Tiene, por tanto, que ver con la búsqueda del sentido de la vida, es comprensión.

  1. Lo que los sentidos físicos perciben. Cuerpo.
  2. Sentir moralmente. Psique-mente humanas. Implica vida interior, mejor conducta. Calado de los valores morales, búsqueda del bien.
  3. Es la capacidad de emocionarse ante la belleza, los valores estéticos…

Los sentimientos son más duraderos y estables que el sentimentalismo. Sensibilidad es sinónimo de fortaleza, integridad, afirmación. Llegar a la esencia o corazón de las cosas. Es el ejercicio filosófico.

Identidad

Hay muchos ejemplos de las llamadas identidades esenciales: por edad, familiares, profesionales, religiosas, incluso un DNI. No dejan de ser etiquetas, en realidad. Hay que hablar más bien de un proceso de identificación. ¿Es lo que somos realmente? La comodidad hace que no avancemos hasta donde podemos llegar. Del latín identitas. No es encontrar algo igual, sino encontrarnos a nosotros mismos, nuestro ente, ser permanente, indivisible. Educir lo que llevamos en el interior. Comunión con nosotros mismos y con los demás. Conocerse en todos los planos. Conocerse es un proceso de identificación. Más allá del cuerpo físico, reconocerse en los sentimientos que duran, las ideas que hemos hecho nuestras. Hallar un criterio que de solidez, incluso espiritual. El conocimiento propio es la base para evolucionar. Y mejorar.

¿Por qué merece la pena esta tarea? Porque es mejor pasar la vida con alguien conocido que con un desconocido, nosotros mismos. La identidad nos acerca al resto de la naturaleza, al sentido de la vida. Somos, y no sólo existimos. Lavapalabras: Dignidad, sensibilidad, identidad; para oír la charla:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *