El valor de las emociones

El valor de las emociones, conferencia a cargo del profesor Sebastián Pérez en Nueva Acrópolis en Almería. El conferenciante remarcó la importancia de las emociones que afectan incluso en la toma de decisiones aparentemente racionales. Normalmente bajo la afección de la atracción y la repulsión. ¿Quién nos ha educado o enseñado acerca de la alegría, lo que nos atrae, etc.? No en la escuela. En la Escuela de Filosofía Nueva Acrópolis se estudia psicología para tratar temas básicos como atención, memoria, conciencia… Conocerse a sí mismo es el primer paso.

Importancia del mundo emocional. Características
  • Es plástico y turbulento. Las emociones pueden ser por tanto, enormemente variables o persistentes.
  • Es un cristal de color. Modifica la conducta y por ello la subjetiviza.
  • Necesidad de externalización, sacarlo fuera para ello, expresarlo.
  • Atracción-repulsión. Influye en las decisiones, en la vida. Vibra. Sólo quiere sentir, vibrar. Repetimos lo que nos gusta, incluso si no nos sienta bien. El deseo aparece cuando hay algo que se ha probado y se quiere repetir. A veces, incluso lo que no se ha probado, por estímulos exteriores como la publicidad.
  • Cuesta trabajo distinguir entre raciocinio y sentimiento o emoción.

El valor de las emociones

Se mostraron una serie de ejemplos visuales y sonoros para explorar el efecto que producen. Pueden despertar las emociones básicas, que sirven a la especie para cuidarse: felicidad, tristeza, miedo, enojo, sorpresa o asco. Se comparte con los animales.

¿No hay una afectividad exclusivamente, indiscutiblemente, humana?

Según diversas tradiciones filosóficas en distintas civilizaciones, pueden distinguirse diferentes matices:

Ego humano (Nous):

Atma

Budhi

Manas

Personalidad:

Kama manas                        (Psique)                    Mente concreta        Hombre

Linga sharira                                                              Emociones               Animales

Prana sharira                      (Soma)                       Energía                     Plantas

Stula sharira                                                               Físico                         Minerales

El valor de las emociones

El valor de las emociones

Emociones: Son súbitas, violentas, poco duraderas.

Pasiones: Súbitas y violentas, más duraderas, obsesivas, ideas circulares.

Sentimientos: Relacionados con la ética, la estética y la mística.

Ética: Conciencia de lo bueno. Lo malo es que hay que elegir y ser consecuente por tanto.

Estética: Percepción y creación de la belleza.

Mística: Percepción de lo sagrado, lo inefable, la inteligencia del todo.

¿Cómo desarrollar los sentimientos? Darles alimentos
  • Dedicarle tiempo. Nos hemos vuelto emotivamente banales. Hay que sentirlo todo, vibrar. Creamos un mundo superficial. Hace falta tiempo conscientemente dedicado. Hay que dedicarle tiempo a la belleza, que ha sido sustituida por el placer, a la bondad.
  • Observarse y aprender, escoger, aprender a querer. Establecer un poco de dignidad dentro de nosotros.
  • Paciencia e insistencia. Este mundo nos ha arrebatado el tiempo. Hay cosas que necesitan nuestra presencia. Hay magia en la continuidad.
  • Alimentarlos de cosas sencillas pero apropiadas. El contacto con el Arte es, sin duda, imprescindible.

El corazón humano es mucho más que lo emotivo. Recoge lo mejor del ser humano.

 

Un comentario en «El valor de las emociones»

  1. Es cierto, todo comienza por conocerse a sí mismo. Para vivir, en el pleno sentido de la palabra, es necesario vivir sana y plenamente nuestras emociones. Y, mejor aún, nuestros sentimientos más elevados, los claramente humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *