Charla titulada «La vida no es postureo»

«La vida no es postureo» fue la charla impartida por M.ª Dolores Gómez, instructora de la Escuela de Filosofía a la manera clásica Nueva Acrópolis Almería. Explicó el concepto o significado de este neologismo, su difusión, su efecto en las redes sociales, o cómo la imagen llega a serlo todo, hasta el punto de hablarse de la epidemia del postureo.

¿En qué tipo de sociedad vivimos? Detrás del postureo, necesidad de luz

La RAE incluyó la palabra postureo en el diccionario en 2017 y lo definió como la actitud artificiosa e impostada que se adopta por conveniencia o por presunción. Es, pues, un aparentar, causar buena impresión, pero sin convicción. Lo ponen en uso las tribus urbanas para referirse, despectivamente, a aquellos que fingen ser lo que no son. Hoy, es el día a día de muchas personas. Ahora se lleva a cabo por medio de los dispositivos electrónicos y en las redes sociales (RRSS). No hay tiempo ni necesidad de profundizar. Publicamos la vida en las RRSS. Es una forma de la Caverna. La aspiración de algunos jóvenes es ser youtuber o influencer.

¿Relaciones con otros seres humanos?

Apenas hay autoconocimiento. Culto al cuerpo, en todo caso. En RRSS se muestran fotografías del cuerpo, deseos sin embargo de una psiquis desordenada sobre unas ideas confusas. La educación ha pasado a consistir en adquirir conocimientos, pero no enseña a vivirlos. Este es un caldo de cultivo para el postureo. En la sociedad va predominando una tendencia a la separatividad, al aislamiento y al enfrentamiento, individualismo, duda, cinismo, miedo, desconfianza, impotencia. Hay dificultad para madurar, diferencias entre el mundo interior y el mundo externo. Mentalidad chata y materialista.

¿En qué consiste la vida?

Si se considera un discurrir de acontecimientos que no se comprenden es fácil el postureo. Hay una necesidad profunda de llenar el vacío vital. El postureo pretende llenar ese vacío. Se proyecta fortaleza, seguridad. Pero lo que se muestran son las debilidades. Cuando alguien está seguro de algo, no tiene que someterlo a juicio público. Se pierde mucho tiempo en querer agradar, ser aceptado por los demás.

¿Qué queremos hacer con la vida?

La vida no es postureo. La vida es una ruta o sendero. Buscar las cosas que siempre han merecido la pena, las que duran. Buscar herramientas. Recurrir a los filósofos, a la filosofía, entendida como amor a las preguntas, interés por conocer. Detrás del postureo hay una necesidad de luz.

Un comentario en «Charla titulada «La vida no es postureo»»

  1. ¿Ser o parecer? ¿Estar pendiente de lo que opinen los demás sobre uno mismo o vida interior? Una charla reveladora sobre las carencias y las oportunidades de crecimiento interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *