Mesa redonda: ¿Cuál es mi vocación?

¿Cuál es mi vocación? Esta reflexión, sirvió de base para la mesa redonda celebrada en la sede de la Escuela de Filosofía Nueva Acrópolis Almería. Vocación viene del latín vocatio, acción de llamar. Es algo a lo que hay que responder. Un instinto del alma. Establece una conexión con la belleza, es el color con el que se ve la vida. La vocación se descubre poco a poco, puede tardar más o menos. El medio social no ayuda. Por ejemplo, la universidad tiende demasiado al utilitarismo: lo invertido en la formación de una persona debe recuperarse lo antes posible.

Cuando alguien no puede desarrollar su vocación es un pequeño fracaso para la sociedad. Quizá, la sociedad establezca unos pocos canales por los que hay que discurrir. Priman las necesidades de subsistencia. Nos empeñamos en dictar el futuro de los hijos, seguir la tradición familiar y no oír la voz del niño. El factor socioeconómico incluye el prestigio, el salario, la posición, etc.

Mesa redonda Cual es mi vocación

Se habla de buscar y de hallar. La filosofía, ¿puede ser una vocación? Sí, considerada, no como erudición, sino como búsqueda de la sabiduría: ¿por qué la vida, el amor, la ética…?, ¿Cuál es el sentido del dolor, de la muerte? Quizá la muerte no sea algo definitivo, sino un paso. La filosofía es una vía para hallar respuestas. Humaniza porque comprendemos mejor. Todo lo que se hace en la vida tiene una filosofía. La vocación es como un viento y la filosofía es un timón. Otorga dirección.

Educación

¿La educación actual favorece el surgimiento de la vocación? De lo que no se tiene no se da. No se puede despertar en otros. No hay un sistema, pero hay profesores. El siglo XXI no será el siglo de los métodos, sino el de los modelos. Hay que ser un modelo para los demás.

A base de “escaparate”, de matar ese impulso, se encierra a los jóvenes en una burbuja sobreprotectora en la que no tendrá problemas. Pero tendrá que afrontarlos. Existe una falta de modelos. Hay que evitar la mecanicidad y encontrar los modelos y los motores. Ahora los jóvenes tienen más problemas debido a la presión mediática, el postureo, etc. Mostrar el mundo real, natural, no el de las redes sociales.

Conclusiones: ¿Qué puede aportar la filosofía?
  • Esperanza, certeza de que todo tiene un sentido, las cosas ocurren por algo y debemos encontrar las causas.
  • Relacionado con la verdad, es una educadora, educe del alma. Valor para mirar y buscar por dentro.
  • Timón, esperanza interna y externa. Filosofía es poner una vela dentro que ilumine y, por tanto, poder ver. La vocación no siempre va unida a una profesión, puede servir para desarrollar una virtud, hasta el final. Vocación es una forma de transmisión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.